LA HUACA PUCLLANA HISTORIA
En el siglo V de nuestra era, los habitantes del Valle de Lima iniciaron la construcción de la Huaca Pucllana. Dos importantes razones impulsaron al grupo sacerdotal que gobernaba en la época. La necesidad de contar con una expresión de su poder religioso fue la primera. La otra estuvo vinculada directamente al control de los recursos hídricos derivados del Sistema de canales  de la margen izquierda del Rímac. Pucllana fue, pues, un importante centro ceremonial y administrativo Su grandeza está reflejada en la configuración de una arquitectura monumental, hecha en adobe pequeño y forjada sobre la base de continuos adosamientos y remodelaciones, realizados durante los tres siglos que tuvo vigencia. Actualmente, la zona arqueológica de Pucllana ocupa 15 hectáreas y está dividida en dos sectores bien definidos. Uno de ellos, de estructura piramidal, aterrazada, de 23 metros de alto, constituye el sector ceremonial.
 
En el otro -área de plazas y rampas- se ubicó el sector administrativo. Allí se trataron asuntos públicos y de gobierno, actividades de intercambio, almacenaje, ceremonias y convocatorias.